Ser Feliz vs. Sentirse Feliz

¿Eres Libre o Dependiente?

"Ser feliz es un estado permanente

 Sentirse feliz es un estado temporal

 Ser feliz libera…

 Sentirse feliz depende…"

Una de los propósitos que nos trae a experimentar la vida en un cuerpo humano es APRENDER a permanecer en un estado de felicidad continua. 

 La función pedagógica del ego en este proceso, es mostrarnos las limitaciones, los miedos, las creencias que nos impiden mantener este estado de manera permanente, y a la vez, como todo obstáculo, permitirnos desarrollar el potencial para comprender la fórmula de permanencia. 

Depende de cada quien aprender a liderar al ego para aprovechar al máximo la experiencia de aprendizaje. 

Como la función del ego no es saber ser feliz, sino “creer”, el ego fija su atención en lo externo, establece metas, ideales, expectativas, que en algunos casos se logran alcanzar pero que sólo generan sentimientos positivos temporales, los cuales confunde con felicidad. 

 El juego va en detrimento de nosotros mismos cuando el ego quiere alargar estas sensaciones y termina utilizando todos sus recursos en búsquedas, comparaciones, competiciones y construcción de situaciones externas que sólo terminan por desgastar nuestra energía vital, en lugar de generarla. 

¿Que es la felicidad? 

La felicidad es un estado mental interior que se da como resultado de la sabiduría.

Entre menos sufrimiento experimentemos, mayor grado de felicidad.

Entre mayor sea el grado de felicidad, los sentimientos se deciden voluntariamente y dejan de ser inducidos por una situación externa. 

El sufrimiento se experimenta por no saber ver la realidad como es, resistirla, no aceptarla, interpretar…y como resultado de esto, oscilamos entre los sentimientos positivos y negativos. 

Hay un lugar donde puedo aprender a ser feliz...donde no hay felicidad 

 …ese lugar es aquí y ahora 

La felicidad está aquí y ahora. Esta inunda todo el espacio cuando aprendemos a dejar de sufrir y de resistir lo que ES. 

Cuando permitimos que este SIMPLE principio ocurra, las oportunidades son claras, la vida va abriendo puertas y nos va invitando a pasar a través de ellas cuando es el momento oportuno porque estamos listos para hacerlo. 

Te invito a que evalúes si estás aprovechando el presente para APRENDER a SER feliz… 

Auto-evalúate

1. Renuncio a creer que la felicidad está en el futuro o en lo que no existe.

El futuro se crea en el presente. El único momento de acción es el presente. 

Si decido ser feliz ahora, lo seré en el futuro. Si no se cómo hacerlo, me abro a aprender. 

Lo único que me impide ser feliz está en mi mente, en lo conceptual, y ahí mismo está la solución. 

 2. Agradezco y aprovecho el presente 

Aprovecho y agradezco el día a día con sus recompensas y retos porque dejando de resistir lo que la vida me ofrece en el momento presente, puedo dar lo mejor de mi para vivir, asumir los resultados de mis propias decisiones y fluir con el proceso de aprendizaje que me corresponde. 

3. Suelto el pasado 

Capitalizo los errores actuando de manera diferente para co-crear un nuevo presente.

El pasado se generó como resultado de la información que manejaba en el pasado. Gracias a esta información obtuve los resultados correspondientes, y gracias a estos y a los aprendizajes recogidos por el camino, hoy puedo obtener mejores resultados.

4. Renuncio a la critica y a los juicios 

Respeto que tanto yo como los demás estamos en un proceso de aprendizaje. La critica y el juicio obstruyen mi proceso pedagógico y me impiden tomar responsabilidad de mis propios pensamientos, sentimientos y acciones. 

5. Renuncio a la necesidad de reconocimiento y de tener la razón 

Lo importante es que yo aprenda a reconocerme a mi mism@. 

Tanto mis debilidades como mis fortalezas son capitalizables para desarrollar mi potencial y ser eficiente con mi propio proceso evolutivo. Comprendo que haciéndolo voy descubriendo la verdad que está en una dimensión mucho mas elevada que los conceptos e interpretaciones de mi ego y el de los demás 

 6. Renuncio a la necesidad de defenderme 

Allí en donde surge la necesidad de defensa, inicia la guerra. 

Toda guerra se basa en conceptos = justificaciones del ego 

 7. Renuncio a resistir lo que ES 

Aprendo a aceptar y a comprender la perfección que hay detrás de todo evento. 

El universo conoce mas que mi ego el potencial que tengo por desarrollar en el presente a través de lo que se genera en él. Cuando resisto, no solo alargo el proceso de aprendizaje sino que lo hago mas pesado. 

Las posibilidades de manifestar lo que el ego no quiere son muy altas porque vinimos a aprender a trascender miedos no a protegernos de ellos. 

8. Renuncio a controlar los resultados míos y de los demás 

Me abro a aprender de ellos y a disfrutar el proceso mas que el resultado. Permito que quienes están a mi alrededor tomen responsabilidad de las correspondencias que ellos mismos generan. 

 9. Trabajo en la identificación y trascendencia de mis propias creencias limitantes 

Reconozco que sólo yo he nutrido en mi interior por años las creencias que me limitan y que me impiden SER feliz. Si no se cómo limpiarlas o porqué reemplazarlas, busco apoyo para hacerlo; una clara intención de trascendencia me guía hacia la fuente de ayuda que me corresponde.

10. Renuncio a ser la víctima 

Tomo total responsabilidad de mis propias creaciones, aprendiendo de ellas y ajustando lo que no me genera bienestar.

¿Cuáles son tus aportes para aprender a SER feliz?

 


 

Sobre el Autor

Hola Soy Ana - Coach Transformacional - Lista para ir contigo de la mano a visitar esos espacios oscuros e incómodos de tu mente y encender una luz mas brillante de tu conciencia 


Embedded thumbnail for Ser Feliz vs. Sentirse Feliz

 

Sesión Exploratoria Coaching Total Presence

Ser feliz es un estado permanente 

Sentirse feliz es un estado temporal 

Ser feliz libera… 

Sentirse feliz depende…

Artículos relacionados