La Pedagogía del Sufrimiento

Todo tiene una función en el universo, incluso el sufrimiento.

El sufrimiento puede manifestarse o enmascararse de muchas maneras...tristeza, frustración, ira, ansiedad, apatía, aburrimiento, insatisfacción, quejas, criticas, etc., o en formas más extremas como la tortura, las adicciones y el hambre, las cuales siguen siendo evidentes en muchas zonas del planeta.

Esta energía está tan integrada en nuestra vida que parece ser parte inherente a la existencia misma. Por desagradable que las sensaciones físicas y emocionales del sufrimiento puedan ser, éstas son respuestas adaptativas neurológicas necesarias para protegernos del daño mismo que nos causamos.

El libre albedrío humano, junto con un interés biológico para la auto-preservación, se programan en nuestra naturaleza para asegurar nuestra supervivencia. Sin embargo las mismas cualidades originadas en la naturaleza, también pueden llevar a las personas a cometer atrocidades.

¿Y si en lugar de ver a Dios como un juez cósmico que nos castiga por nuestras "malas" acciones o como un maestro de ajedrez caprichoso jugando con nuestras vidas de acuerdo a algún plan misterioso, pensamos en Dios como el poder del ser mismo - la información de todo lo que existe -, un poder que apoya a toda la existencia pero que no hace una elección en cuanto a qué eventos desafortunados cambiar?

Así, el problema del mal se convierte en última instancia en una cuestión de perspectiva: desde un punto de vista micro lamentamos los sufrimientos de la humanidad, pero desde un punto de vista macro, podremos saber que este sufrimiento es parte de la estructura de la existencia misma, una existencia que, en conjunto es perfecta. La naturaleza de la existencia es tal, que la humanidad debe ser libre.

Y para llegar a alcanzar total libertad, tenemos, dentro de un proceso perfecto, la capacidad de experimentar la dualidad -meras interpretaciones de lo bueno y lo malo- y apartarnos de Dios, el verdadero fundamento de lo que somos. Así, la realidad del mal y del sufrimiento se construye en la trama misma de la vida como un requisito para que la vida sea y desarrollemos, a través de la experiencia, la capacidad de comprender la neutralidad del Amor.

Comprendiendo el sufrimiento

¿Porque sufrimos?

El sufrimiento es el resultado de una concepción mental, un paquete de creencias que no nos permite ver la vida como es.

Las limitaciones adquiridas en nuestro proceso de desarrollo nos impiden ver la realidad de la vida de una manera neutra y enfrentar los retos que esta presenta con la mejor energía disponible para aprender y evolucionar.

Sufrimos porque no aceptamos y luchamos contra lo que es, e interpretamos los hechos desde las limitaciones aprendidas, creyendo que sabemos, cuando en realidad no es así.

Si no soy feliz en la vida significa que no sé cómo aceptar la realidad.

La realidad está conformada por todos los sucesos a nuestro alrededor; ésta es neutra, no es buena o mala, lo que no es neutro es nuestra forma de evaluarla; si no la evaluamos desde un punto neutro, no encontraremos paz en nuestro interior entonces tendremos conflictos. Si hay conflicto hay sufrimiento y si lo hay es porque no sabemos ser felices.

Funciones del sufrimiento

"Todo cuanto existe en el universo cumple una función" - Gerardo Schmedling

A pesar de que el sufrimiento es totalmente inútil e ineficiente en el proceso de solución de "conflictos" o mejor llamados retos, ya que no produce ningún efecto positivo, el sufrimiento es absolutamente necesario para que podamos descubrir nuestras propias limitaciones interiores.

El sufrimiento es una herramienta para la Evolución de la Consciencia y cumple tres funciones importantes:

1. Evitar que la evolución de la conciencia se detenga

Si no existiera el dolor, el cuerpo físico podría lesionarse y destruirse sin que la persona se diera cuenta de ello. Esto quiere decir que el dolor cumple la función de 1. proteger al cuerpo físico de que se lesione profundamente y 2. conducir a la persona a aprender a cuidar su cuerpo para evitar padecer un dolor.

Así como el dolor es una herramienta para evitarle mayores lesiones al cuerpo físico, el sufrimiento también lo es, para evitar que el desarrollo de la conciencia se detenga o que el aprendizaje se prolongue más de lo necesario.

El sufrimiento tiene un límite -Ley de Saturación-, el cuál impide que la mente reciba más sufrimiento. Esto facilita que la persona tome la decisión de dejar de sufrir y comience a buscar la información necesaria para lograr su cambio interno a través de la comprensión y se acerque cada vez mas a un estado de Paz interior.

Cuando tu mente se satura de sufrimiento ya puedes emprender el camino de la liberación. 

2. Medir el nivel de ignorancia individual (no saber) 

El nivel de sufrimiento y de conflictos personales da una medida exacta del estado de ignorancia individual donde a menor nivel de sufrimiento y de conflictos, menor es el nivel de ignorancia y por consiguiente menos procesos de confrontación por vivir le faltan a la persona.

Cuando una persona renuncia al sufrimiento se hace correspondiente con situaciones externas de mucha mayor satisfacción y paz.

El sufrimiento es el resultado de la falsedad. Es falso todo pensamiento que trae sufrimiento a tu mente. 

3. Facilitar el reconocimiento de la verdad

Para poder reconocer la existencia de lo que es la verdad es necesario tener un contraste con lo que no es verdad, es decir, es indispensable comparar lo que ES con lo que NO ES para poder diferenciar claramente la verdad de la falsedad. Este procedimiento es mental, y decimos mental porque la Verdad y la Falsedad están en la mente de la persona y no en los eventos del mundo externo de la materia física. En consecuencia la técnica consiste en que podamos reconocer fácilmente la verdad y la falsedad en los sentimientos que experimentamos frente a las diferentes situaciones o circunstancias de la vida sólo con observar si sufrimos o si estamos en Paz, Aceptación y Valoración (Ley de Amor).

“La verdad os hará libres". Es verdad todo pensamiento que deja paz y armonía en tu mente. 

¿Que queda si no hay sufrimiento?

  • Total eficiencia en el manejo de la energía vital y en el proceso de aprendizaje y evolución.
  • Descubrimiento del inmenso potencial que habita en nosotros.
  • Profunda valoración de todo lo que es (el ego siempre quiere lo que no tiene y la vida siempre nos da lo que necesitamos para aprender a ser felices)
  • Ampliación de la abundancia como resultado de una mayor capacidad de servicio.

Trascendiendo el sufrimiento

Siempre tenemos la opción de decidir. Decidir cambiar al mundo para acomodarlo a nuestras creencias o decidir cambiar nuestro interior para acomodarnos al mundo como es.

¿Cómo liberarme del sufrimiento?

  1. Habiendo sufrido lo suficiente
  2. Tomando la decisión de no sufrir mas
  3. Aplicando una nueva fórmula
  4. Verificando los nuevos resultados obtenidos

Si aplicar la misma fórmula durante años o el periodo que sea, genera un resultado “problemático” o insatisfactorio, porqué y para que seguir aplicando la misma fórmula?

Cuando una persona decide aceptar un nuevo método, decidió aceptar una nueva información y cuando la aplica y obtiene un resultado mejor que el anterior, el concepto anterior acaba de morir porque ya no lo va a usar más. Así es como van muriendo los conceptos y así es como vamos muriendo de instante en instante; cuando terminen de morir todos los conceptos habremos nacido permanentemente.

Para poder desarrollar la felicidad absoluta necesitas vivir en un lugar donde nadie es feliz; para poder llegar a la paz absoluta necesitas vivir en un lugar donde nadie es pacífico y para aprender a amar necesitas estar en un lugar donde nadie sabe amar, ese se llama el lugar perfecto para tu desarrollo espiritual, porque si no hay reto, si no hay prueba, no hay entrenamiento, no hay posibilidad de desarrollo. Cuando se hace el desarrollo, se trascienden y se pasan todas las pruebas y éstas no vuelven a repetirse porque ya no son necesarias.

El dolor y el sufrimiento impulsan al descubrimiento de las leyes universales.


 

Sobre el Autor

Hola Soy Ana - Coach Transformacional - Lista para ir contigo de la mano a visitar esos espacios oscuros e incómodos de tu mente y encender una luz mas brillante de tu conciencia 


Embedded thumbnail for La Pedagogía del Sufrimiento

 

 

Siempre tienes la opción de decidir: Decidir cambiar al mundo para acomodarlo a tus creencias o decidir cambiar para acomodarte al mundo como es.

Artículos relacionados